Análisis Thrustmaster HOTAS Warthog


Guest

<p> Este análisis no va a volver a repetir los aspectos técnicos del producto, que están ya perfectamente explicados en <a href="http://www.simhq.com/_technology3/technology_174a.html" target="_blank">este enlace</a> y en este <a href="http://www.simhq.com/_technology3/technology_200a.html" target="_blank">otro enlace</a> de la prestigiosa SimHQ, y en donde se desgranan los elementos principales del Warthog. Aquí vamos a intentar mostrar algunos aspectos más subjetivos del uso de este HOTAS, en manos de alguien que ha podido probar otros HOTAS de forma intensa, tales como el CH, el Cougar, y el X-52 PRO. Vamos pues a ver qué nos depara el deseado HOTAS Warthog. </p><p style="margin-bottom: 0cm"><em><strong>Nota:</strong> en este documento podrás leer los comentarios sobre el HOTAS Warthog de los siguientes pilotos del E-69:</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em>1.- Darkness.</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em>2.- Gonvise.</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em>3.- Ozius.</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em>4.- Shango.</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em>A todos los que han participado en la elaboración de estos análisis: muchas gracias, sois los mejores.</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em><strong>Nota 2:</strong> el análisis de este HOTAS se ha realizado gracias a un regalo de los miembros del E-69 al primer autor de este artículo (obviamente el agradecimiento será eterno), y no como consecuencia de entrega de material de prueba por parte de la empresa fabricante. </em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em><strong>Nota 3:</strong> HOTAS es un acrónimo de Hands On Throttle And Stick, es decir, “manos en palanca de gases y palanca de control”, lo cual hace referencia a que el piloto puede gestionar la mayoría de sistemas de la aeronave sin quitar las manos de estos elementos. El primer avión con un HOTAS como se entiende actualmente fue el F-16. Actualmente todos los aviones de combate modernos incorporan sistemas HOTAS muy sofisticados, el A-10C entre ellos. El A-10A antiguo incorporaba el mando de control del F4 Phantom, que no era un HOTAS como tal. El A-10C incorpora la palanca de control del F-16C (colocada en el centro), y el mando de gases tiene la curiosidad de que la parte izquierda es la del A-10A, pero la parte derecha (con el control del motor de estribor) es la del F-15E.</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>HOTAS Warthog: orígenes.</strong></p> <p style="margin-bottom: 0cm">Para entender la tecnología y el origen del Warthog, hay que remontarse hacia atrás unos años. A principios de este aparatoso siglo XXI la empresa Thrustmaster (actualmente del grupo Guillemot) revolucionó el concepto de HOTAS con el HOTAS Cougar. Aunque se habían visto productos que rememoraban sistemas reales, como los de Suncom, y otros muy fiables como los de CH, no fue hasta ese momento en que apareció un HOTAS completo y muy sofisticado, que no solamente era una réplica de los mandos de un F-16C, sino que además se acompañaba de un sistema de programación potente, y algo muy novedoso, un firmware, es decir, un pequeño sistema operativo interno que controlaba todo el conjunto. Precisamente, sería ese sistema de programación y el firmware la pesadilla de algunos pilotos durante un tiempo. El firmware fue mejorándose, y el sistema de programación recibió un gran impulso con un desarrollo externo llamado FOXY. Todo ello se unió en un foro largamente reconocido como una fuente inagotable de recursos: el foro del Cougar de Frugalsworld. Frugalsworld desapareció, pero el foro del Cougar sigue vivo actualmente <a href="http://cougar.flyfoxy.com/" target="_blank">en este enlace.</a> </p> <p style="margin-bottom: 0cm">El Cougar fue un gran diseño, y permitía unas sensaciones de volar con mandos reales muy altas. Desgraciadamente, con el tiempo se fueron abaratando costes, y ello redundó en un producto con una calidad inferior. Los componentes más importantes, tanto mecánicos como electrónicos, no eran del nivel de las primeras versiones, y empezaron las quejas. Lo más curioso es que, debido a la demanda del Cougar, nació una industria alrededor de este hardware, que vendía y montaba mejoras, “mods”, del Cougar para darle ese toque de alto nivel que había perdido, o incluso para convertirlo en un mando de presión como ocurre en el F-16C real (el famoso FSSB, que luego ha imitado el Saitek X-65F). </p> <p style="margin-bottom: 0cm">Con la llegada de nuevos modelos, y viendo cómo el Cougar perdía prestigio, Thrustmaster se lanzó a diseñar un nuevo sistema HOTAS. La cuestión era si repetir con el F-16, o bien buscar otro modelo. En este contexto, Eagle Dynamics anuncia la salida de DCS: A-10C. La reacción de Thrustmaster fue clara: un avión como el A-10, con un gran número de seguidores, y un simulador que permite controlar la versión C del famoso avión de ataque, eran los dos elementos para decidirse. Así nace el Thrustmaster HOTAS Warthog, el último, y para muchos, mejor exponente de lo que puede ser un HOTAS de alto nivel.</p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>La primera impresión.</strong></p> <p style="margin-bottom: 0cm">Con el HOTAS Warthog se produce una sensación muy similar a la que en su día sintieron los pilotos con el Cougar; la impresión de estar delante de una bestia del hardware de control. Desde el principio hasta el final, el Warthog rezuma calidad por los cuatro costados. Pero no se trata solamente un tema de calidad de los materiales, que también. Es tomar ambas piezas, stick y mando de gases, y notar un peso decididamente importante, de unos cuatro y tres kilos, que denotan que el metal hace acto de presencia. Un metal frío y pintado con la misma pintura que puede encontrarse en las piezas reales.</p> <p style="margin-bottom: 0cm">Dejando ambas piezas en la mesa, será mejor tener una mano derecha generosa para colocarla sobre el stick, porque está diseñado para manos de un tamaño ciertamente grandes. Los que hayan tocado un Cougar notarán que el mando tiene las botoneras en las mismas posiciones, y es que el A-10C real ha heredado el mando del F-16C. La diferencia con el Cougar es sin embargo doble: el soporte tiene una longitud superior, lo que da cuenta de un mejor control y agarre, tiene una base enorme, que puede ser atornillada, y, lo más importante: los botones ya no bailan o dan sensaciones de “juguete”. Al contrario; el tacto es duro, preciso, y sin holguras ni vaivenes. No hay concesiones: se requiere fuerza para pulsar los botones, y se puede comprobar que los elementos mecánicos son de alta calidad.</p> <p style="margin-bottom: 0cm">Si hay algo que destaca en una primera impresión es que estamos ante el conjunto definitivo para muchos entusiastas del vuelo de combate. Quienes vayan a volar el simulador DCS: A-10C simplemente obtendrán un sistema que encaja a la perfección, y no solamente porque este HOTAS es una reproducción muy exacta del mando del A-10C real, sino porque ni siquiera es necesario programarlo. </p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>Abriendo la caja.</strong></p> <p style="margin-bottom: 0cm">La caja pesa en total 10 kilos incluyendo ambos elementos. Una vez se extrae el material, nos encontramos con el Stick y el mando de gases, y debe tenerse en cuenta, antes que nada, lo siguiente:</p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>1.- No requiere alimentación:</strong> estos monstruos se bastan con alimentación del propio USB. Pero se recomienda no conectarlos a USBs de teclado o a un switch USB si se duda de que vayan a tener suficiente alimentación, ya que incorporan su propio procesador y memoria interno.</p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>2.- Dos conectores USB:</strong> cada pieza, stick y mando de gases, incorpora su propio cable USB, a diferencia de otros sistemas. Esto quiere decir que podemos conectarlos, y son funcionales, por separado. </p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>3.- DVD de instalación y manual:</strong> pues no, no hay DVD de instalación. Y es que ese DVD nunca sirve ya para nada en los actuales sistemas, al actualizarse con relativa frecuencia, lo cual produce que el DVD normalmente tenga software obsoleto. En un pequeño papel se indica en varios idiomas que hay que bajar el software (drivers y software de programación, llamado T.A.R.G.E.T.) de <font color="#0000ff"><u><a href="http://ts.thrustmaster.com/">http://ts.thrustmaster.com</a></u></font>. No hay que conectar el Warthog al PC directamente; hay que instalar los drivers (repetimos, los drivers, no el TARGET, que se instalará luego), y, en las ventanas de instalación llegará un momento que nos pedirá que conectemos el Warthog. Conectaremos ambas piezas y seguiremos.</p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>4.- Actualización de firmware:</strong> al igual que ocurre con el HOTAS Cougar, tanto el stick como el mando de gases incorporan un procesador y memoria internos, que pueden ser programados y mejorados con el tiempo. Esto lógicamente permite controlar el dispositivo de forma muy efectiva, añadiendo mejoras conforme avanza la tecnología. Cuando se instalan los drivers, se instala también una opción de menú que nos permite actualizar directamente este firmware para ambas piezas desde Internet. Es altamente recomendable actualizar siempre a la última versión, porque se corrigen errores y se mejoran funcionalidades. </p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>5.- Software TARGET:</strong> este software es el programa oficial de Thrustmaster para programar el Hotas Warthog y otros dispositivos. Cuando se escriben estas líneas está publicada la Release Candidate 3, que es de finales de 2010. Es relativamente intuitivo (podría serlo algo más en mi opinión pero ya es cuestión de gustos), y dispone de dos modos: el modo para tontos, en el que me encuentro como en casa, y el modo para experten, en el que se puede programar con gran detalle cada elemento del sistema. Esto recuerda a Foxy, el software no oficial para programar el Cougar, que tan buenos recuerdos nos trae a los viejos del lugar.</p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>Con la caja ya abierta.</strong></p> <p style="margin-bottom: 0cm">Lo primero que debemos vigilar cuando hemos sacado las dos piezas de la caja, es que no nos caiga ninguna de ellas en el pie. Especialmente en el callo. Los cinco kilos por pieza permiten comprender dos cosas: primero, que es un sistema tremendamente robusto y estable, y segundo, que el metal reina por doquier y sin cortapisas. Así como tomar en la mano un X-52 PRO es básicamente un ejercicio de levantar una pluma, el Warthog necesita tener un buen pulso. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">En la mesa el Stick queda fijo como una torre, no en vano su enorme superficie permite agarrarlo y usarlo con determinación. En el caso del mando de gases, sí puede suceder algún movimiento si está sobre una superficie resbaladiza, sobre todo si colocamos mucha dureza en el mando, dureza que es regulable. También hay que aprender a colocar el mando de gases de la posición off a idle, que en el A-10C se usa para arrancar los dos motores. Esto implica desenganchar los dos mandos para poder moverlos por separado. Una vez puestos en marcha, podemos volver a colocar el pasador que permite mover los dos mandos de gases como uno solo, para evitar descompensaciones en la potencia aplicada a los motores.</p> <p style="margin-bottom: 0cm">Colocar ambos elementos en la mesa es fundamental. Olvídese el amable lector de colocarlos encima de una mesa y situar los brazos cual gaviota voladora con las manos a la altura de la barbilla. Puede funcionar el tener un X-52 en la mesa, pero no es así con el Warthog. El enorme tamaño del stick y la robustez del mando de gases implican colocar estos elementos en posiciones cercanas, cuando no iguales, a las que usan los pilotos en aviones reales. Esto no quiere decir que haya que comprar o construir una cabina; se pueden situar soportes laterales en la silla o sillón de tal forma que queden a la altura de la cintura, y el stick bien entre las piernas, al estilo del A-10C real, o en la clásica posición de lado que muchos usan.</p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>Sin problemas.</strong></p> <p style="margin-bottom: 0cm">Cero problemas. Claro que ese es mi caso, y, de nuevo, lo mejor es informarse bien en los foros. Pero lo que se desprende de los comentarios de diversos usuarios es que este es un producto bien terminado y robusto. No va a dar problemas y Windows 7 lo reconoce perfectamente y al instante una vez instalados los drivers. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">Es evidente que cuando uno se gasta el dinero que cuesta este HOTAS, espera encontrar algo sólido como una roca. En este caso sin duda es así, y podemos decir sin temor a equivocarnos que estamos ante un hardware en condiciones. Otra cosa son aspectos concretos de compatibilidad con simuladores, ajustes diversos, problemas concretos, etc, que son por otro lado naturales en cualquier hardware. Pero lo importante: hardware y firmware, se puede decir que están a la altura de lo que se paga, que es, como digo, bastante dinero como para luego llevarnos algún susto. No hay sustos, y sin duda eso son buenas noticias, en un mundo donde nos encontramos a veces con desagradables sorpresas (recordemos por ejemplo los cuernos de Saitek, o algunos pedales de la propia Saitek que saltan milagrosamente, etc).</p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>Sensaciones de vuelo.</strong></p> <p style="margin-bottom: 0cm">Manejar un HOTAS es como tocar el piano; no deben ser necesarios los ojos. El tacto, y por supuesto la correcta colocación de las dos piezas de forma ergonómica, son fundamentales para explotar correctamente el Warthog. Recordemos: la posición ideal es a la altura de la cintura, de forma que los brazos queden en paralelo y con un ángulo de unos 35-45 grados. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">El tacto del Warthog es sobresaliente. En todos los modos de vuelo el sistema responde con firmeza, y con un tacto duro pero no exasperante, como ocurría y ocurre en el Cougar, donde a veces uno cree estar haciendo pesas cuando mueve el stick. En el Warthog los movimientos son precisos, y las maniobras se realizan con gran eficacia y precisión gracias a un stick que permite transmitir perfectamente las órdenes que queremos dar. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">En cuanto al mando de gases, la aplicación de potencia es suave y precisa, y realmente se tiene la sensación de que se están dando gases de forma real. Esto es notable en reactores, ya que el tacto duro y preciso del metal confiere al uso de reactores ese empleo que debe regir la gestión de una turbina, que no entrega la potencia de forma inmediata. En aviones de hélice, sin embargo, es aconsejable ablandar el recorrido, lo cual es perfectamente posible, con el fin de conseguir un movimiento más dinámico. Especialmente si se vuela un caza de hélice, donde los cambios de potencia deben ser inmediatos.</p> <p style="margin-bottom: 0cm">La pregunta entonces es ¿merece la pena el Warthog si el uso va a ser principalmente con aviones de hélice? La respuesta es, como casi siempre, bastante personal. En mi modesta opinión, así como el Cougar no era apto para este tipo de aviones, debido a su dureza, el Warthog sin embargo sí se adapta bien. Y, aunque sigo pensando que para volar aviones de hélice el X-52 PRO es mejor, el Warthog va a permitir un control de vuelo preciso y firme, aunque la gestión más inmediata y digamos “violenta” que requiere un caza de hélice no lo hace tan apto como el X-52 PRO o incluso un joystick bueno estándar. Sin duda es un debate interesante en el que probablemente haya muy diversas opiniones.</p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>DCS: A-10C y el Warthog.</strong></p> <p style="margin-bottom: 0cm">DCS: A-10C reconoce el Warthog y configura todos sus botones y palancas tal como son operativos en el avión real. Y funciona realmente muy bien. Lo único que hay que cambiar es la seta del trim, que por defecto viene asignada a las vistas, ya que no todo el mundo tendrá un TrackIR (elemento altamente recomendable por cierto).</p><p style="margin-bottom: 0cm">Sin duda, Thrustmaster ha realizado una jugada maestra sacando una réplica de los mandos de un A-10C teniendo en cuenta que Eagle Dynamics iba a sacar una réplica del A-10C. Muchos fanáticos del "gorrino" se han lanzado o piensan lanzarse a comprar un HOTAS Warthog para obtener una inmersión mucho mayor en sus vuelos. ¿Merece la pena? Sin duda, claro que el tema económico es determinante, pero si se puede, unir el DCS: A-10C y el HOTAS Warthog es simplemente increíble. </p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>Comparándolo con el HOTAS Cougar.</strong></p> <p style="margin-bottom: 0cm">El mítico Cougar ha visto tiempos mejores. Las primeras ediciones, que nacieron hace ya diez años, eran, además de robustas, de un acabado soberbio en general. No estaban exentos de algunos problemas menores, pero se puede decir que era un gran producto. Le fallaba, como ocurre tantas veces, el firmware y el software de programación, que no disponían de una gran estabilidad y causaban algunos problemas. Alrededor del Cougar nació Foxy y la comunidad que antes he comentado. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">Con los años, el Cougar se fue desvirtuando. Bajó de precio pero también de calidad, y eran, y son, necesarios algunos ajustes para evitar problemas. Frente a esta experiencia, Thrustmaster parece que no ha querido repetir errores del pasado, y el HOTAS Warthog se aprovecha de toda la experiencia acumulada con el HOTAS Cougar, creando un producto sólido tanto a nivel de hardware como de firmware y software. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">¿Cuál elegir? El Cougar es más barato, pero la necesidad de realizar ajustes suele llevar a unos costes iguales o mayores a los del Warthog. Sin embargo, sigue siendo una opción, y aquellos que deseen tener una réplica de los mandos de un F-16C encontrarán en el Cougar un producto veterano y con ingentes cantidades de información en Internet para cualquier pega que pueda surgir. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">Curiosamente, el mando de control del Cougar y del Warthog son compatibles con la misma base, de tal forma que podemos conectar el mando del Warthog sobre la base del Cougar, disponiendo de prácticamente toda la botonera de aquel.</p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>Comparándolo con el HOTAS X-52 PRO.</strong></p> <p style="margin-bottom: 0cm">El Saitek X-52 PRO fue una evolución del X-52, con mejoras importantes, especialmente los sensores Hall en los ejes X e Y, que le conferían una mejor precisión y menos problemas de zonas muertas. También disponía de mejores acabados y un software mejorado de programación. Comparar el X-52 PRO con el Warthog es tarea difícil. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">Es cierto que el PRO es mucho más barato, es de plástico y bastante ligero, y, en general, parece más el mando de un caza Xwing que el de un avión moderno. Pero sigue siendo una opción recomendable para cualquier piloto. Sin embargo, que nadie se equivoque: el X-52 PRO sigue siendo una alternativa eficaz y económica, que permite disfrutar de un buen HOTAS. Como siempre, la mejor conclusión es la que cada uno pueda sacar, y preguntar primero, y analizar foros especializados, es en muchos casos la mejor opción. </p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>Comparándolo con el Logitech G940.</strong></p><p style="margin-bottom: 0cm">Se esperaba más de Logitech con respecto al G940. Es un gran producto, pero Logitech lo ha abandonado en muchos aspectos. En primer lugar, aunque por fin sacó algunos drivers mejorados, sigue habiendo carencias y problemas de hardware diversos. No es que sea un mal producto, pero se ha quedado muy atrás con respecto al Warthog por ejemplo. Lo más grave es que Logitech ha querido lanzar un producto sin tener en cuenta que los aficionados a la simulación no son los mismos que los de los ratones o teclados, y exigen una continuidad y una puesta a punto del hardware acorde con las prestaciones, precio, y uso del sistema. En general, el G940 es un gran hardware, pero le falta un punto para conseguir la excelencia. </p> <p style="margin-bottom: 0cm; page-break-before: always"><strong>Comparándolo con el X-65F.</strong></p><p style="margin-bottom: 0cm; page-break-before: always">Maniobra muy arriesgada de Saitek con el X-65F, un HOTAS que realmente quiso ir donde el Cougar no llegaba, esto es, disponer de fábrica de un sistema de control por presión, como ocurre en el F-16C, donde el stick no se mueve, sino que responde a la presión, y un sistema Fly by wire transmite esa presión a la computadora de vuelo que a su vez controla los planos de la aeronave. No ha tenido un gran éxito, precisamente porque, para algunos, esta idea limita mucho las posibilidades del simulador para aviones que no sean FBW, y todo lo que salga del F-16C parece quedar descartado, incluyendo por supuesto aviones de hélice y aviones civiles. Otros sin embargo creen que el X-65F es perfectamente capaz de ser usado en todo tipo de simuladores, sean de aviones reactores o de hélice, y se muestran muy satisfechos de un hardware que, no lo olvidemos, tiene un gran nivel de acabados. La decisión como siempre, la tiene el usuario, que puede informarse en los distintos foros de simulación de Internet. </p> <p style="margin-bottom: 0cm"><strong>Complemento del HOTAS Warthog: los pedales.</strong></p><p style="margin-bottom: 0cm">El HOTAS Warthog no incorpora pedales, ni se espera que sirva para controlar el timón de dirección. Sin embargo, como es normal se puede asignar un eje al timón, pero lo recomendable sería tener unos pedales. Entre ellos, los pedales de CH y los de Saitek son opciones interesantes, si bien en el caso de Saitek recomendamos la versión "PRO" ya que tienen un nivel de acabados muy superior, aunque sean más caros. Pero unos pedales de CH son suficientes y sin duda permiten complementar al Warthog sin problemas. </p><p style="margin-bottom: 0cm"><strong>En resumen: ve a por él.</strong></p><p style="margin-bottom: 0cm">Sí, es cierto. Es caro, y aunque se empiezan a ver ofertas por 300 euros o por debajo, sigue siendo dinero. Pero sin duda merece la pena, y mucho. El HOTAS Warthog es un producto fiable, robusto, y de calidad. Los últimos firmware han ido mejorando los defectos iniciales, y a día de hoy podemos decir que es un producto de notable alto o de sobresaliente. Y, combinado con DCS: A-10C, es simplemente increíble. Sensaciones de alto nivel y un control muy alto del vuelo. Sin duda, Thrustmaster ha sacado un ganador con este HOTAS. Será difícil ver algo que le supere. </p> <p style="margin-bottom: 0cm"> </p> <hr /> <p style="margin-bottom: 0cm; page-break-before: always"><strong>Análisis de Gonvise. Otro punto de vista.</strong></p> <p style="margin-bottom: 0cm"> </p> <p style="margin-bottom: 0cm"><span><strong>REVIEW PERSONAL HOTAS WARTHOG</strong></span><span><strong> 16 de febrero de 2011</strong></span></p> <p style="margin-bottom: 0cm" align="JUSTIFY"><span>Me hice con un warthog a principios de enero, concretamente en </span><span><em>pccomponentes.com</em></span><span>, al precio de 300 € gastos de envío incluidos. Es el mejor precio que encontré en ese momento, y lo encuentro un precio justo, ya que por lo que se está vendiendo en otras webs me parece excesivo (375 €).</span></p> <p style="margin-bottom: 0cm" align="JUSTIFY">Voy a dar mi opinión personal sobre el “feeling” general de este HOTAS, pero no voy a entrar en cuestiones específicas como la descripción de cada uno de los botones, etc. ya que creo que no es eso lo que se busca, y para lo anterior ya hay una buena dote de reviews circulando por Internet. Vayamos al tema.</p> <p style="margin-bottom: 0cm" align="JUSTIFY">El modelado y tacto general de los dos mandos es soberbio. Acostumbrado al X-52, cuando puse la mano alrededor de la palanca de mando, me recordó cuando mi primo, administrativo civil hace algunos años que no vienen a cuento en la extinta base aérea de Manises, me posibilitó el acceso como buen enchufado a la cabina de un Mirage… ese tacto a metal, frío, robusto, pesado de mover, nunca se me olvidará, y eso es lo que sentí con el warthog. Mientras que dicha palanca es de metal, excepto claro está los botones, la palanca de gases es una combinación de metal y plástico, aunque la parte que sujetamos es en su mayor parte de algún tipo de plástico, que también da una terrible sensación de “puedes tirarme contra la pared que no me va a pasar nada, ahora, vete pidiendo a tu cuñado la máquina de estucar” aunque, por supuesto, dejo dicha prueba en manos de gente más capacitada para la pintura que yo.</p> <p style="margin-bottom: 0cm" align="JUSTIFY">Una vez colocada la mano en la palanca principal, se accede sin problemas a cada uno de los botones y setas sin tener que realizar ningún movimiento forzado. La presión que hay que ejercer en dichos botones para su accionamiento no es como la de un X-52… no es que te hagas daño en el dedo, todo lo contrario, pero hay que ejercer dicha presión firmemente. No se hasta que punto es verdad que se midió la presión de cada uno de los botones en las palancas originales para su replicación exacta, pero lo parece. No obstante, quiero dejar claro que esa sensación de robustez no es nada negativa, ni añade dificultad, simplemente nos recuerda que lo que tenemos entre manos no es un juguete y que, ni por asomo, podemos accionar ninguno de los botones por un error en el deslizamiento casual del dedo. Para mover la palanca hay que ejercer presión, eso es innegable, pero mucha menos que el idolatrado HOTAS Cougar. </p> <p style="margin-bottom: 0cm" align="JUSTIFY">Por su parte, la palanca de gases se podría dividir en dos zonas de botones: Los que quedan al alcance de la mano izquierda cuando la posicionamos sobre el mando y los que quedan en la base. Respecto a los que quedan al alcance de la mano, solo decir que se nota que está replicando a una palanca real y su diseño está muy pensado, ya que exprime todos y cada uno de nuestros dedos para alcanzar dichos botones pero, de nuevo, sin exagerar ningún movimiento. Incluso nuestro dedo meñique entrará en acción para accionar tanto un conmutador de tres posiciones (perfil de luces en el A10) en el costado izquierdo del mando como un pulsador rojo que nos cae justo en ese dedo y que, probablemente, es el único de todo el conjunto que puede llegar a costar un poco su accionamiento, depende de las pesas que halla hecho nuestro dedo meñique estos últimos años. </p> <p style="margin-bottom: 0cm" align="JUSTIFY">Por otra parte, la base está plagada de interruptores y pulsadores que parecen sacados de la misma cadena de producción que el A10. De nuevo, robustos, pero que moveremos sin problemas. El grado de réplica que ha querido alcanzar Thrustmaster con respecto a los mandos reales del A10 lleva a que la serigrafía de la base, con la función de cada uno de los botones, es la real. Por lo que, fuera del propio simulador DCS-A10, esta serigrafía no nos va ayudar mucho. Aunque a mi no me molesta al volar otros simuladores diferentes al venidero DCS-A10, las placas serigrafiadas están unidas a la base con tornillos, así que creo que no tardaremos en ver alguna web que ofrezca estas placas con una serigrafía más genérica (Nota: No puedo confirmar esto ya que no he quitado los tornillos)</p> <p style="margin-bottom: 0cm" align="JUSTIFY">El mando de gases está compuesto de dos ejes, o lo que es lo mismo, dos palancas diferenciadas que podemos accionar como una sola a modo tradicional, ya que las dos partes están ancladas por un pasador o, desanclando mediante este dispositivo, de una forma fácil, rápida y muy acertada, utilizar cada eje individualmente para cada motor. Personalmente, no he utilizado esta posibilidad en ninguno de los simuladores que vuelo (FSX, ROF, IL2…), pero en la beta del DCS-A10 es necesario para arrancar en frío. </p> <p style="margin-bottom: 0cm" align="JUSTIFY">La instalación de los drivers fue rápida y, en mi caso, exenta de problemas, como cualquier otro HOTAS o pad. Lo primero que hice fue actualizar el firmware de los dos dispositivos a la última versión disponible, mediante la aplicación que incluyen los drivers para tal efecto. Se realizó correctamente, con la única incidencia del cambio de posición de una parte de mi cuerpo a otra durante el proceso. En el sistema quedan registrados los dos elementos ya que cada uno tiene su propia conexión USB. El software incluido para el mapeo externo de teclas al mando se llama TARGET y, aunque la versión que se sigue ofreciendo en estos momentos es un Release Candidate 3, no me ha dado ningún tipo de problema en el mapeo de todos y cada uno de los simuladores que tengo instalados. Como curiosidad, mientras que si no ejecutamos este software cualquier juego reconocerá los dos mandos y podremos mapearlos directamente en él, si ejecutamos el script que crea dicho software para un determinado simulador, una vez dentro de él ya no se reconocerán los dispositivos por separado, si no que TARGET habrá creado un HID virtual llamado “Thrustmaster combined” que actuará como un único mando, incluyendo como no, todos los ejes que le hallamos definido durante la programación de ese perfil. Aunque esto pueda sonar un poco engorroso, el funcionamiento es sencillo y con algunos clicks y siguiendo un semi-asistente habremos terminado cualquier perfil que necesitemos. Para el mapeo botón mando-tecla, tendremos, además de la simple pulsación, varias combinaciones que deberían bastar para cualquier simulador existente en la actualidad. No obstante, se incluye un lenguaje script, en el que de por sí están basados los perfiles que creamos automáticamente, que nos permitirá realizar acciones más complejas.</p> <p style="margin-bottom: 0cm" align="JUSTIFY"><span>Lo he probado y efectuado el perfil TARGET en cada uno de los simuladores que tengo actualmente instalados. </span><span>Sin problemas en FSX, Rise of Flight, IL2 y Wings of Prey. </span>En cada caso, y una vez creado el perfil, es necesario lanzar el simulador desde el propio TARGET, que ejecutará previamente el script creado para el simulador en cuestión. Esto, a quienes estábamos acostumbrados a la forma de funcionar de los drivers de Saitek, es decir, que una vez creado el mapeo seleccionábamos ese perfil desde la barra de tareas previamente a la ejecución del simulador, nos puede parecer extraño de buenas a primeras, ya que ahora debemos, ante todo, abrir TARGET y, como digo, ejecutar desde ahí. Esto es debido al trato que hace este software de los propios dispositivos, tal y como he comentado antes; una vez ejecutado el script, los dispositivos reales desaparecen y para el simulador solo queda el virtual, en cuyo perfil (y aquí es donde entra la versatilidad del sistema) le hemos podido desactivar alguno de los ejes, redireccionarlo a un mapeo por bandas, etc. por lo que en el simulador solo aparecerán los ejes seleccionados. Mención a parte, como no, es su utilización en el DCS-A10, en el que todos los botones están mapeados tal y como lo están en el modelo real y, lo que es mejor, sin realizar ningún tipo de configuración con TARGET (excepto la asignación de los ejes en algunos casos dentro del simulador, no en el mío), por lo que en este caso no es necesario ejecutarlo.</p> <p style="margin-bottom: 0cm" align="JUSTIFY">En cuanto al funcionamiento en sí de los mandos, <span>la resolución dentro de cualquier simulador es absolutamente increíble, es más, creía que no iba a notar diferencia del X-52 en cuanto a resolución y la diferencia es abismal. Cuando estamos a las seis de un enemigo y nos hace falta ese pequeño movimiento que dirija nuestras trazadoras a su motor, es cuando de verdad se nota la precisión del warthog, pudiendo realizar ese pequeño desplazamiento que antes, con el X-52 en mi caso, se me hacía imposible ya que se traducía en un salto.</span></p> <p style="margin-bottom: 0cm" align="JUSTIFY">Después de alabar el funcionamiento de este HOTAS que, sencillamente, me parece maravilloso y al que no le encuentro ningún problema funcional, no me gustaría acabar esta review sin mencionar los problemas de “brickeo” que se están dando en la comunidad de usuarios del mando. Parece ser que un pico de tensión producido bien por la inestabilidad de la fuente de alimentación del PC durante el proceso de arranque, bien por un pico producido en la propia instalación eléctrica de la casa y que dicha fuente no sea capaz de mitigar, puede llegar a producir el mencionado “brickeo”, concretamente de la palanca de gases, dejando ésta de funcionar. Dejando a parte la garantía, que en los casos que he podido leer por los diversos foros ha dado como fruto final, y normalmente en un mes, la substitución de los mandos por unos nuevos, con todo lo que ello supone (gastos de envío, dolores de cabeza, etc.), hecho en falta un comunicado oficial de Thrustmaster respecto al tema, informando donde está el problema, consejos para evitarlo, etc. Aunque es cierto que el último firmware se supone que, una vez instalado, evita que se produzca dicho problema, siguen apareciendo casos en los que, aun con este firmware, les ha pasado. A su vez, en la comunidad de usuarios han ido apareciendo consejos para evitarlo: desde conectar y desconectar siempre con el PC funcionando, es decir, que los mandos no estén conectados durante el encendido o el apagado del PC, hasta conectarlos a un HUB USB alimentado externamente ya que, en este último caso, las fluctuaciones producidas por dicha fuente de alimentación son casi inapreciables. De una forma u otra, y tras haber adquirido este producto por ese precio, y aún siendo de la calidad comentada, creo que los usuarios nos merecemos, al menos, una explicación.</p><p> Gonzalo Vidal, 2011 </p><hr /> <p style="margin-bottom: 0cm; page-break-before: always" align="left"><strong>Hotas Warthog</strong></p><div align="left"> </div><p style="margin-bottom: 0cm" align="left"><font size="4" style="font-size: 16pt">By Ozius</font></p> <p style="margin-bottom: 0cm">Bueno adquirí mi gran amigo en pccomponentes y en 24 hr ya lo tenia en casa vía SEUR.</p> <p style="margin-bottom: 0cm">Primera impresión: INCREIBLE… la caja exterior me pareció de una calidad excelente muy rígida estable, con el vinilo del hotas donde se puede ver por primera vez sin abrirlo y con un asa para portarla mas fácilmente también de una calidad muy buena que soporta bien el peso de este hotas. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">Abrimos la caja que me dejo con la boca abierta y vemos que esl ensamble es muy bueno y efectivo para aguantar el peso, una vez abierto del todo se puede ver que no vemos el hotas todavía ( jeje mas entusiasmo todavía) lo que se puede ver es la protección de poliespan, esta dividido por 3 partes, una por el throttle, la base del joy y la palanca del joy, y estos a su vez están encerrados de unos plásticos protectores de electricidad estática (al menos en mi caso).</p> <p style="margin-bottom: 0cm">Una vez todo encima de mi cama (bien acolchadita) miro unas mini instrucciones (quizás muy mini para mi gusto, me hubiera gustado tener algo mas detallado, a pesar de ser todo muy lógico, algo mas de información adicional vendría bien) y empiezo a montar la base del joy con la palanca, miro primero los conectores de la palanca para que entre bien en la base (hay que tener cuidado ya que las pestañas me parecen algo endebles y si no se tiene cuidado podrían doblarse fácilmente e incluso romperse) </p> <p style="margin-bottom: 0cm">Cuando ya tengo la base y la palanca conectadas me decido por conectarlo en el pc en los USB de la palanca, lo conecto todo feliz y veo como las luces del Throttle se encienden como mis ojos al verlo jeje.</p> <p style="margin-bottom: 0cm">Todo feliz instalo los drivers de la web y ya que estoy me pongo con el TARGET y … PUM… sorpresa…. No me detecta el periférico… por lo que me pongo a mirar en los foros como un poseso y encuentro que puede ser un fallo del USB que no le transmite la suficiente energía por lo que decido cambiarlo a otro diferente, y efectivamente ya me lo detecta, y eso que ya lo tenia conectado a la placa base en un USB 2.0 y lo tuve que conectar en un 3.0 para que me funcionara bien.</p> <p style="margin-bottom: 0cm">Empiezo con el TARGET ya puedo ver el Throttle y el joy (mis ojos se iluminan otra vez) empiezo a configurar todos los botones para el BS y bastante contento me quedo por como me ha quedado y no me parece tan complicado. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">Inicio el BS con el TARGET para que me funcione el perfil y cuando inicio PUM el perfil se me desconfigura completamente y mi alma en el suelo después de haber estado con él al menos 1 hora. Salgo del BS y miro que ocurre y no veo nada raro… lo vuelvo a probar y pasa lo mismo… por lo que decido configurarlo desde el propio BS, cuando lo hago me doy cuenta de que las posiciones centrales no se pueden configurar (con el TARGET si) por lo que me quedo sin algunos botones y me pongo a pensar otra hora como dejarlo todo bien. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">Mientras configuro todo me doy cuenta de que los botones son bastante duros y el movimiento del Joy también (bastante mas de lo que estaba acostumbrado) pero seria solo acostumbrarme nada mas por lo que no le doy importancia. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">Una vez hecho todo ya me dispongo a intentar mi primer vuelo con el BS, y solo puedo decir… PERFECTO, una fluidez en el movimiento sin salto ninguno que me dejan sin palabras, no noto ninguna holgura en el Joy pero si una pequeña en el Throttle pero investigando parece que es normal y después de un buen rato navegando ya me empieza la muñeca a molestar un poco por la dureza por lo que decido hacer un pequeño descanso antes de probar los botones.</p> <p style="margin-bottom: 0cm">Cuando vuelvo a la acción para probar el armamento con el skval y etc, y planeando mi ataque me doy cuenta de que los botones estaban más duros de lo que pensaba por lo que tengo que hacer mas presión. Y luego de un tiempo los dedos también me piden un descanso, el Joy para navegar me parecía bastante cómodo pero a la hora de tener que utilizar la botonera para el armamento no me lo parecía tanto ya que necesitaba tener que levantar el pulgar bastante si no quería levantar la muñeca entera. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">AL final de mi sesión de prueba decido apagarlo todo, e ir pensando en hacer mis recados, y cuando apago el PC veo que las luces del Throttle no se apagan y ale de nuevo a encenderlo para mirar en los foros por si tengo algo mal, y me entero de que es normal hasta que cambien el driver o lo hacia uno mismo desde la BIOS, por lo que es un puntito negativo que le daba, de todos modos no me parecía para tanto… hasta que llego la oscuridad de la noche y no necesitaba ninguna lámpara para poder tener toda mi habitación iluminada por lo que tuve que desconectarlo del PC.</p> <p style="margin-bottom: 0cm">Actualmente (después de 4-5 meses) [utilizándolo tanto al BS como al A10c] : Me responde igual de bien aunque todavía es pronto (menos mal por lo que vale)lo que no puedo decir por los Logitech que había tenido antes. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">La dureza de los botones ya ha bajado bastante y el movimiento del Joy sigue igual de duro pero ahora soy yo el que se ha acostumbrado y da igual el tiempo que haya volado que ya no duele, aunque me sigue pareciendo que los botones me siguen siendo algo incómodos de llegar pero es coger maña y listo. Lo que es el Throttle los botones los veo bastante asequibles excepto el de la APU que dependiendo de donde se tenga el Th es difícil de llegar pero si pensamos para que es en el A10 tampoco es necesario que sea en otra posición pero si se pretende utilizar para otro simu diferente se tendrá un acceso bastante limitado para mi gusto, otra cosa que me ha parecido algo descuidada es la unión de las dos palancas en el TH quizás algo endeble y una vez separadas una de la otra también mas de lo mismo, pero la parte superior de estas un tacto semiacolchado muy bueno, cómodo y de muy buen material. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">Conclusión: Muy buen Hotas, y mas si se pretende volar el en A10c te lo dan todo hecho solo cambiar las vistas y listo. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">Se lo recomendaría a cualquiera siempre y cuando vaya a darle bastante uso al mundo de la simulación ya que es bastante caro, y si se fuera a volar muy de vez en cuando recomendaría otros Calidad/precio mejores.</p> <p style="margin-bottom: 0cm">Actualmente yo estoy prácticamente volando todos los días menos los fin de semana por lo que le estoy sacando partido. Sin duda alguna el mejor, el tacto de metal es una gozada y a pesar de no tener FFB da bastante realismo al movimiento. Por lo que estoy muy contento con el. </p> <p style="margin-bottom: 0cm">Si tuviera que darle una puntuación 0-10 seria : </p><p style="margin-bottom: 0cm"> </p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em>Calidad materiales: 9</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em>Comodidad: 7</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em>Sensibilidad: 9</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em>Acabados: 7</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em>Empaquetado: 9</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em>Calidad/Precio: 7</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm"><em>Total: 8,5</em></p> <p style="margin-bottom: 0cm">Hay cosas que se podrían mejorar por el precio que tiene, tanto en Soft como en el Hard, pero aun así estoy muy satifescho con él y no me arrepiento de haberlo comprado, (aunque a veces me acuerdo de él cuando estoy justo de dinero jeje)</p><p><strong>OZIUS.</strong></p><hr /><p> <strong>Análisis por SHANGO. INTRODUCCIÓN</strong>.Bueno, en primer lugar comentaros que nunca he realizado un análisis de estos ni nada parecido por tanto igual queda un poco amateur pero ahí va lo que pienso de este sistema HOTAS.Hasta el momento he tenido varios joysticks pero mi andadura con sistemas HOTAS comenzó con el Top Gun de Thrustmaster y luego ya pasé a mi querido X-52 de Saitek (el no pro).Desde que pude tocar un Cougar en una tienda siempre pensé que algún día tendría un HOTAS de metal, simplemente el aspecto y la sensación ya cambian mucho respecto a otros HOTAS realizados en otros materiales. Además el aspecto galáctico de los HOTAS que he tenido nunca me ha terminado de convencer del todo (ni mucho menos su tacto tan blando sobre los ejes).Por desgracia tras leer en distintos sitios que los Cougar buenos eran los de las primeras tiradas fabricadas o los que estaban modificados con mods que costaban lo mismo o más que el propio joy tuve claro que no podría tener uno de estos maravillosos cacharros.Por fin, estas navidades se cumplió mi sueño cuando me regalaron un HOTAS Warthog.<strong>EMBALAJE</strong>La caja por fuera llama bastante la atención, grande y sobretodo muy pesada, dentro tanto el joy como el throttle vienen perfectamente protegidos dentro de 4 piezas de porexpan (2 para el joy y 2 para el throttle) que se amoldan a su forma perfectamente y que son bastante gruesas y densas como para proteger nuestro HOTAS.Sorprendentemente, además de una llave allen (para el ajuste de la postcombustión que luego explicaré) y unos manuales bastante escuetos, no hay ningún cd con el software TARGET (por lo menos en mi caso). Esto no supone ningún problema ya que, en estos momentos, no existe una versión final del mismo (solo hay una versión release candidate). Por lo que podemos bajar el soft y drivers de la página web así como las actualizaciones de firmware.<strong>SOFTWARE TARGET</strong>Mi única experiencia anterior con un software de programación fue con el de Saitek, un software bastante potente, relativamente sencillo y con bastantes posibilidades.El software que nos presenta Thrustmaster actualmente es un producto que desmerece bastante al hardware para el que está hecho. Si bien está creado para el Warthog también permite programar los Cougar e incluso los MFD de Thrustmaster. Por supuesto hay que tener en cuenta que, hoy por hoy, es un software inacabado y no un producto final por lo que es de esperar que siga mejorando constantemente hasta terminar siendo un gran producto.Tenemos 2 maneras de trabajar con él. En primer lugar existe un interface gráfico de usuario que es similar al de Saitek, es sencillo (obviamente si no tenemos experiencia programando perfiles para HOTAS nos llevará un tiempo sacarle todo su jugo) e intuitivo.En este modo GUI (Graphics User Interface) tenemos un número de opciones que, si bien es amplio, carece de muchas posibilidades que existen en otros programas similares.La otra manera de trabajar es mediante scripts puros y duros, es decir, programando línea a línea el perfil. Esta opción si bien harto más compleja que la primera sí que nos permite sacarle todo el partido a nuestro joy ya que permite desde asignar acciones tanto simples como complejas al apretar o soltar un botón. También permite que dependiendo del tiempo que tengamos apretado un botón se realice una acción u otra. Los scripts permiten también en la programación que, dependiendo de que un interruptor esté en una posición o en otra, todos nuestros controles tengan acciones diferentes (al estilo de los modos 1, 2 y 3 de los X52 de Saitek). También podemos condicionar un botón a que esté apretado otro (por ejemplo podemos poner en el gatillo los frenos de las ruedas y solo si está el interruptor físico que usemos como master arm en ON que sea para el cañón). O podemos usar un botón como Pinkie (una especie de función SHIFT).Los scripts son un método que aunque permiten muchas posibilidades y, una vez que sepamos usarlos, pueden ser una forma más rápida de programar que mediante el GUI. No obstante la curva de aprendizaje se me antoja durilla (esto también es muy subjetivo ya que alguien que se dedique a programar seguro que le parece bastante fácil). Existen manuales, en inglés por supuesto, bastante fáciles de comprender que son una gran ayuda. Yo me he leído los dos que he encontrado pero aún no me animo a programar así.El software me ha dado problemas con simus antiguos como Openfalcon en el que uso un mix de perfil TARGET y asignaciones en el simulador. En el Blackshark lo he programado directamente en el simulador por pereza, pero de esta manera perdemos muchas de las posibilidades de este sistema HOTAS.<strong>LA BESTIAPasamos ya a lo que es el hardware.</strong>El tacto de las 2 piezas es brutal, metales fríos y botones duros, nadie va apretar un botón por error, para pulsar cualquiera de ellos hay que ejercer bastante más presión de la que hace falta en otro joys a los que estamos más acostumbrados. Esto, lejos de convertirse en una molestia, añade “feeling” al uso y disfrute del joy así como evita que se nos vaya el dedo muchas veces.El joystick, lo primero que hay que comentar es que la cantidad de presión a ejercer para mover la palanca es la apropiada a no ser que tengamos el brazo de un goblin , no la encuentro excesivamente dura y esto se agradece especialmente al volar simus de ala rotatoria o de aviones de hélice que requieren muchos más toques de los controles que los aviones a reacción. Por mi parte puedo hacer vuelos largos en Blackshark o IL2 sin acabar con tendinitis en brazo.Otro punto muy a su favor es la precisión, se nota y mucho, lo único que he llegado a probar (no he probado el Cougar) en vuelo de una precisión similar es un Fighterstick de CH products que aunque de aspecto anticuado y acabados en plástico son piezas de Hardware de una gran resistencia y precisión incombustibles en el tiempo.En algunas acciones que en el Blackshark antes me costaban más trabajo, como el disparo de cohetes, parezco haber mejorado de la noche a la mañana simplemente por usar el joy. En este sentido estoy muy contento con el producto y la verdad que el Joy para mí no tiene ninguna pega. Algún compañero me ha comentado que los muelles de los botones le parece que no van tan duros como al principio, a mí de momento no me ha pasado.Sobre el Throttle la sensación general es muy buena, tenemos 2 palancas para dos motores, usando una sencilla llave allen quitamos 2 tornillos, sacamos una pieza de plástico con forma de T y le damos la vuelta, volvemos a poner los tornillos y voilá¡¡, ahora cuando llevamos el throttle al 75 por ciento del recorrido hay un tope, tirando ligeramente hacia arriba de las palancas lo rebasamos y llegamos al 100% (ideal para colocar la posición de la postcombustión en los aviones que la llevan). De la misma manera en la posición 0 del recorrido si levantamos la palanca y la llevamos hacia atrás activan 2 botones en la posición de idle, ojo que son botones no parte del eje.Por poner algo negativo el capuchón que recubre el interruptor “china hat” en el throttle me parece un poco enclenque (aunque solo es un capuchón, si se cayera el interruptor seguiría estando ahí y funcionando). Además si agitamos las palancas de throttle hacia los lados se observa cierta holgura que no me gusta nada pero…qué clase de tarado agita las palancas del throttle hacia los lados?.El sistema de “anclado” de las 2 palancas de throttle es simple y efectivo, si queremos que actúen juntas o separadas solo tenemos que abrir o cerrar este sistema que no es más que un cerrojo reforzado con imanes.Tenemos multitud de botones en el throttle de todo tipo, interruptores permanentes, temporales (que los subes y al soltarlos vuelven a su posición anterior) una seta, una palanquita para manejar el ratón o lo que queramos y lo único se sienten a faltar algún mando rotatoria más, solo existe una rueda para el trimado del pitch.En conjunto me parece el mejor HOTAS que se puede uno comprar por un precio bastante acertado para lo que es, hay tiendas que lo venden a unos 300€, con lo bueno que es y si tiene la mitad de la durabilidad de los primeros Cougar tenemos HOTAS para toda la vida con un comportamiento soberbio y una presencia brutal.Como nota final recomendar encarecidamente el uso de pedales, que al usar este HOTAS se convierte prácticamente en obligatorio ya que no tiene twist en el grip del joystick ni nada parecido.<strong>Shango. Escuadrón 69.</strong></p><hr /><p>Han colaborado en estos análisis:<em> Darkness, </em><em> Gonvise, </em><em>O</em>zius,<em> Shango.</em></p><p> </p>



User Feedback

Recommended Comments



Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Add a comment...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.