Sign in to follow this  

HOTAS COUGAR: Control absoluto en tus manos


Guest

Nota: el original de este artículo se publicó en 2001 en la desaparecida revista online Thedawning, y fue también cedido al Escuadrón 111. Esta nueva versión añade varios elementos nuevos y actualiza los datos del sistema Cougar. 


Qué es un HOTAS

HOTAS es un acrónimo de Hands On Throttle And Stick, traducido literalmente del inglés, Manos en la Palanca de Gases y el Stick. Lo que esto significa es, sencillamente, que el piloto de una aeronave va a mantener, la mayor parte del tiempo, sus manos colocadas en este sistema; por un lado,su mano izquierda estará situada en la palanca de gases (throttle), y su mano derecha en el stick (lo que normalmente conocemos como Joystick, recordemos que Joy indica diversión, o sea, palanca de juego, y no penséis mal).La ventaja inmediata de un sistema HOTAS es que el piloto puede realizar la mayor parte de las acciones necesarias para controlar la aeronave sin tener que mover la vista del frente.

De este modo, mediante los datos que recibe del HUD (Head UP Display), la información que recibe mirando a través del cristal frontal, y las órdenes dadas a través del HOTAS, el piloto se puede concentrar en la misión, y ante todo, en el combate, aunque aviones civiles como los Airbus A320, A330, y A340 también ya incorporan un stick de vuelo, que se conoce como sidestick al estar situado a un lado del piloto. El HOTAS está plagado de botones y ejes que permiten dar órdenes a los sistemas principales de la aeronave, simplemente moviendo los dedos, sin tener que apartar la vista en ningún momento. Esto supone una ventaja decisiva y permite un control y precisión extremos.

Un poco de historia

La razón del uso de un sistema HOTAS hay que buscarla en la historia de la aviación de combate. Los primeros aviones eran muy sencillos, sin casi instrumentos de los que preocuparse, ni aviónica de ningún tipo. En la Segunda Guerra Mundial se avanzó mucho, pero el piloto seguía siendo dueño y señor de la cabina, y los instrumentos aportaban poco al combate, si bien el uso de los flaps y slats de combate, las miras ópticas o sistemas de selección de armamento, entre otros, comenzaban a dar trabajo al piloto. En Corea esta aviónica comenzó a ser compleja, pero en la guerra de Vietnam se vio y comprobó claramente que los sistemas del avión habían crecido hasta un punto donde el piloto debía intervenir en muchos procesos que le apartaban las manos del mando de gases y de la palanca de control con demasiada frecuencia. La sobrecarga de trabajo fue cada vez mayor, y el uso de un segundo hombre en la parte trasera era una solución de compromiso, y no gustaba a todo el mundo, como ocurrió en el diseño del F4 Phantom II.

La marina de los Estados Unidos se vio envuelta en un debate para decidir si debían incorporarse uno o dos hombres para el control y pilotaje por un lado, y control de armas y radar por otro, es decir, si se debía crear un avión monoplaza o biplaza (realmente McDonnell diseñó ambos modelos internamente). De este modo, los ingenieros aeronáuticos comenzaron a buscar soluciones.Comenzaron a crearse los primeros mandos de control que disponían de un sofisticado conjunto de controles para interactuar con la aeronave. La evolución llevó a sucesivos perfeccionamientos (véase el fantástico sistema del F-15 y F-18), y al General Dynamics (Hoy Lockheed) F-16A y especialmente la versión F-16C (a partir del Block 25), que fue heredero de un sofisticado sistema de control de vuelo con unas características sorprendentes, como lo es todo en este avión de combate.

F-16CCougarDetalle del mando de control de un F-16C real; compárese con el mando del Cougar(foto F-16C: VATT)

 El F16 es famoso por muchos motivos, entre ellos sus ventas, por ser el primer avión de mandos fly by wire (controles digitales), y porque su enorme potencia y carga G a soportar por el piloto (9 Gs sostenidos) requería que el piloto ajustase sus brazos en los extremos izquierdo y derecho del avión para poder mantener el control ante la enorme presión ejercida. Recordemos que 1G es la fuerza de la gravedad estándar. Si un piloto pesa 80 kilos, a 2G pesará el doble, 160 kilos A nueve Gs… 720 kilos Y no es una exageración.

 Un mando central, como en los aviones anteriores, hubiese incapacitado al piloto el poder mantener la mano en el centro, por lo que el stick se colocó a la derecha de la cabina, y el mando de gases a la izquierda. El piloto controla así todos los sistemas principales del avión para trabajar completamente concentrado en la misión, sin tener que sacar sus manos de los controles. El diseño de este sistema era revolucionario, y aún lo es hoy en día.

Nacimiento del HOTAS Cougar

La empresa Thrustmaster, hoy perteneciente a Guillemot, tomó la idea y el concepto de este sistema para reproducirla en los simuladores para PC. De este modo, tomó el modelo del F-16 para crear el HOTAS Cougar, que es un heredero muy adelantado de un sistema anterior también de esta empresa, los veteranos, y muy venerados, F-16 FLCS, F-16 TQS (palanca de gases que se vendía por separado) y el F-22 PRO, todos basados en el sistema operativo MS-DOS, además de analógicos (aunque luego los manitas y modders crearon chips digitales). La herencia de aquellos sistemas es el HOTAS COUGAR, un producto basado totalmente en el sistema operativo Windows y totalmente digital (originalmente para Windows 98, luego adaptado a Windows XP), además de extremadamente más sofisticado, de metal, y absolutamente programable.

CougarTacto metálico, frío y preciso: simplemente brutal

Fueron cuatro años de trabajo de desarrollo sobre el sistema HOTAS Cougar, hasta su aparición en 2001, después de varios retrasos por diversos motivos, Desde entonces, muchos pilotos virtuales, y reales, han deseado obtener este sistema, y  han disfrutado con la adquisición, que deseaban deshacerse de sus Joysticks y HOTAS anteriores, para sustituirlos por esta obra de la ingeniería. Por supuesto, no todo el mundo quedó satisfecho con este hardware, y podríamos discutir horas y horas sobre los aspectos a mejorar, así como leer muchos foros con intensos debates, pero no cabe duda de que el Cougar ha supuesto un gran paso adelante en sistemas HOTAS.

Existe además un mercado de mods como el FSSB de Realsimulator que permiten mejorar aún más la experiencia. No entra en este análisis ahora comentar estos temas, sino presentar un producto que últimamente ha sido difícil de conseguir, pero que vuelve a la producción a un precio bastante más competitivo, y acercándose a su competidor, el X-52 de Saitek. Pero con un nivel de acabados muy superior a nuestro modesto entender. No en vano, es una réplica muy fiel de los mandos de un F-16C real, como veremos a continuación.

FSSBFSSB: modificando el Cougar para que tenga un comportamiento más parecido todavía al F-16C real

Realmente se puede decir que con el Cougar empezó una nueva fase en lo referente al hardware para simuladores, no porque no haya otros productos de gran calidad, sino porque Thrustmaster se ha ganado una reputación muy alta en cuanto a calidad de sus productos, y el proyecto Cougar era desde el principio un diseño nuevo, partiendo de cero, para crear el sistema de control de vuelo más preciso y sofisticado que puede encontrarse en el mercado. Lástima que, como comentamos, el alto precio inicial y la falta de stock haya provocado en ocasiones la frustración de personas que deseaban adquirirlo, algo que se está solucionando actualmente mediante una nueva remesa.

 Arquitectura del HOTAS Cougar

 Este complejo sistema está formado por tres componentes principales:

 1.- Hardware: dividido en dos elementos que funcionan conjuntamente y que no pueden adquirirse por separado, como ocurría anteriormente: el mando de control, conocido como palanca de vuelo o Stick (no me atrevo a llamar Joystick a una bestia así), y el mando de gases. Ambos son completamente metálicos, fabricados de aluminio y con la misma pintura negra que cubre los mandos reales del F-16C, recordemos que son réplicas exactas. Los botones son metálicos también, así como el resto de componentes, a excepción de algún pequeño elemento interno que es de plástico en el throttle por necesidad de aislamiento. Pesan ocho kilos conjuntamente, lo cual se hace evidente cuando se intentan sostener en las manos. Mejor que no caigan en los pies. La conexión a los pedales se hace a través de un puerto Gamport, aunque cada vez más se tiende a conectar los pedales por separado mediante conexión USB directa. En el momento de escribir estas líneas hay mucha expectación con los nuevos pedales de Saitek, aunque hay otros modelos muy interesantes.

ConectoresLa conexión a los pedales (opcionales) es de tipo Gameport

2.- Circuitería lógica: con una memoria Flash de 64 Kbytes totalmente programable y actualizable, el Cougar puede actualizar su firmware tantas veces como sea necesario, y posteriores versiones pueden incorporarse sin ningún problema y tantas veces como se requiera. Actualmente el firmware está por la versión 3, y ya hace un tiempo que no aparecen nuevas versiones (desde finales de 2004), aunque las existentes funcionan sin problemas. Las primeras versiones de los drivers y software fueron problemáticas, pero la actual funciona de forma muy eficiente. Como siempre, es fundamental tener la última versión instalada. La del CD que acompaña al producto no debería instalarse excepto si ya incorpora la versión disponible en Internet, ya que dispone de algunos bugs más o menos importantes, que si bien no molestan para volar, pueden crear problemas al programar nuestros Cougar. 

El sistema incorpora también un procesador a 24 Mhz para gestionar la programación de los mandos del sistema, y actuar reproduciendo dicha programación para no tener que tocar ninguna tecla, y he dicho bien, ninguna, ya que se puede volar con los mandos incluso en simuladores como Falcon 4: Allied Force, bajando los ficheros de Stick y Macro que se pueden encontrar creados por aficionados, o usar los que vienen por defecto en el CD del producto, por supuesto, recomendable lo primero.

Algunos botones del Cougar pueden modificar el comportamiento de otros si se programa así, lo cual incrementa de forma muy importante el número de funciones que se pueden realizar. Todo ello se controla por puerto USB. Al principio, algunas combinaciones de placas, hubs y otros periféricos daban problemas de conexión al Cougar, pero esta situación también se ha superado. De todas formas, siempre conviene repasar los foros y Faqs de Cougar World para comprobar si nuestro hardware en particular da problemas. Estos problemas son afortunadamente fácilmente solucionables, y actualmente prácticamente han desaparecido.

3.- Software: el software para programar esta bestia se denomina Foxy, y es una joya, una verdadera maravilla. Es potente, intuitivo, aunque complejo, porque todo es complejo cuando se trata del Cougar. Dispone de una versión completa para los que ya dominan el tema, y otra más sencilla que guía al novicio paso a paso, y que no permite todas las maravillas de la versión potente, pero es perfecta para comenzar a realizar nuestras primeras programaciones del Cougar. 

Foxy

 El software Foxy permite programar el Cougar de forma muy precisa, pero requiere un conocimiento medio-alto del lenguaje, aunque incorpora tutorial y programador básico

Foxy dispone de mucha ayuda, e incluso sus mensajes son amenos y divertidos. Un gran software sin duda. Ah, y una importante advertencia: no debe usarse para su programación y calibración otro software que no sea el que incorpora el producto, ya que de hacerlo los resultados son impredecibles. Afortunadamente, si esto ocurre el Cougar puede resetearse, cargarse el firmware y el programa favorito de nuestro simulador favorito, y volver a funcionar perfectamente. Tengamos en cuenta que este producto es "driverless", es decir, no requiere de drivers en memoria para su uso. La gestión se realiza enteramente por la circuitería del Cougar a través de su puerto USB. Los errores de carga de firmware tampoco han de preocupar, si esto ocurre repetimos la operación y todo listo.

Estos tres elementos se combinan entre sí de una forma realmente precisa, para producir el mejor conjunto de control de vuelo que ha existido para PC. Como resultado de este modelo de funcionamiento, el HOTAS Cougar puede usarse de tres modos distintos, y que han de tenerse en cuenta para no llevarse sorpresas que dan la impresión de un mal funcionamiento:

A) Modo DirectX. En este modo, dado por defecto, el Cougar se comporta como cualquier joystick, y la pulsación de sus botones y movimiento de los ejes comporta la lectura por parte de Windows como si de otro joystick se tratara. De este modo, se puede entrar en cualquier simulador y ajustar los botones dentro del mismo, siempre y cuando el juego reconozca ese botón como programable dentro de DirectX.Una nota curiosa: el disparador delantero, tiene dos posiciones realmente, según se pulse levemente o del todo, lo cual permite mayor cantidad de combinaciones.

B) Modo Programado. El CD y varias páginas de Internet incorporan juegos de programas para los mejores simuladores, con lo que la carga de estos programas en el HOTAS Cougar permiten el uso del simulador de una forma mucho más intuitiva y sin necesidad de tener que tocar el teclado para nada. Estos programas se acompañan de gráficos que se pueden imprimir para recordatorio de la función que realiza cada uno de los botones. También disponen de un documento con toda la información sobre la programación.

 C) Programación directa. Este el camino más directo para encontrar la Verdad del Cougar: la personalización del Cougar exactamente como uno desee que sea. Puede usarse un programa ya hecho por otra persona, y personalizarlo, o lo mejor, crear tu propio programa ajustado a los gustos personales de cada uno. El simulador se comportará exactamente cómo uno desea hacerlo, y teniendo en cuenta que cada cual tiene sus gustos, la adaptabilidad es total. Para ello, la lectura del manual no es sólo recomendable, sino esencial. Sin embargo, no debe nadie asustarse; es más fácil de lo que pueda parecer, y no se tiene que llegar a realizar maravillas en cada programa. Pueden ajustarse los elementos básicos, y poco a poco ir incorporando nuevos elementos. Así, finalmente tendremos un programa adaptado a nuestro estilo de control de la aeronave. Simplemente increíble. Las encuestas a los aficionados demuestran que esta opción es la más ampliamente usada. Al fin y al cabo, si lo tienes, úsalo, merece la pena.

Otros aspectos destacables son:

No requiere pedales para ser usado. El sistema dispone de diez ejes programables, y cualquiera de ellos puede usarse para emular los pedales. Sin embargo, merece la pena tener unos buenos pedales y usarlos, para dar mayor realismo y sobre todo mayor control del vuelo. Los pedales se conectan a la palanca de mando, aunque hay que tener cuidado, los modelos más antiguos pueden no funcionar. Las pruebas hechas con unos CH Pro Pedals funcionaron sin problemas, pero otros modelos más esotéricos (de más de seis o siete años) pueden tener problemas. De todas formas, y como comentábamos antes, cada vez más se tiende a comprar pedales USB con conexión directa, y gestionar ambos sistemas por separado.

 Palanca de vuelo extraíble. La palanca es una réplica exacta de la de un F16 auténtico, pero puede desmontarse para colocar otras de otros aviones. Se habló y se pensó hace tiempo en la ya famosa palanca del F15 Eagle, que también incorpora el F18 Hornet. Pero de momento no hay noticias sobre nuevas palancas de control. De todas formas, nunca se sabe, en cualquier momento puede saltar la noticia.

 Autocalibrado. Esta cualidad sorprende: el mismo Cougar se autocalibra si se desea constantemente, con lo que no se pierde precisión en ningún momento. De todas formas, muchas configuraciones requieren calibrado manual, téngase en cuenta.

El HOTAS Cougar en vuelo

¿En qué se traduce toda esta sofisticada tecnología? Veámoslo con un ejemplo; tomemos nuestro simulador favorito, uno de estos simuladores hardcore que tienen más controles que el salpicadero del coche fantástico. Luego volemos con el teclado. Triste, patético, control imposible, sensación nula, ningún tipo de detalle en el manejo del avión, imposible afinar el tiro, imposible jugar con la guiñada, no recomendable ni para aquellos que juegan una vez al año.

Luego, coloquemos un joystick estándar: mucho mejor, sobre todo si el joy es de cierta calidad. Ya se puede controlar bien, se maneja mucho mejor si el joy tiene tres ejes, y si dispone de mando de gases integrado la sensación de pilotaje aumenta muchos enteros. Mucha gente vuela de esta forma, y realmente con buenos joysticks el control es bastante o muy bueno. Para muchos, es suficiente desde luego. De todas formas, los pedales siguen siendo una buena opción, pero si se vuela con un joystick de tres ejes podemos decir que estamos dentro de las coordenadas.

Eso sí, la mayoría de controles se han de seguir gestionando con el teclado, y pasamos la mano entre joy y teclado constantemente. Un poco pesado. Así que, ¡ah!, vamos al tercer nivel.

Coloquemos un sistema HOTAS, y el control se hace patente. En un sistema hermano al Cougar, como los X45 o X52 de Saitek, la sensación de control es muy alta. No en vano el X52 es un producto de gran éxito entre los aficionados.

Pero en el Cougar, uno está ahí, pilotando el avión. Es difícil explicar con palabras. El tacto, por ejemplo, ya supone un cambio brutal con respecto al X52, pasando de un plástico de calidad a un metal frío y consistente, que desde luego mejora las sensaciones de control de forma muy realista. Con la programación adecuada de la inmensa botonera, el simulador se convierte en una parte más de nuestras manos. Todo está al alcance de los dedos. Por ejemplo, variar del modo de navegación al modo aire-aire y al modo aire-tierra en el Falcon 4 es tan fácil como pulsar un botón de la palanca de gases. Control de vistas, control del radar, control de los sistemas de armas, etc. Todo sin tener que poner un dedo nunca más en el teclado. Eso es gloria. Pero aún hay algo mejor. La PRECISIÓN.

Aunque el tema de la precisión es muy subjetivo, daremos nuestra opinión, que por supuesto puede no ser la de otros. Pero, desde nuestro punto de vista, el Cougar es preciso, es extremadamente preciso. Acostumbrado a mover el avión usando un joystick convencional, aunque sea bueno, uno casi ha de aprender de nuevo, durante un tiempo al menos, a pilotar el avión. Esa sensación se refuerza por el frío metal en los dedos y palma de las manos, por la fuerza increíble del muelle que sujeta la palanca de mando, y por la absoluta respuesta precisa del avión a cada uno de nuestros movimientos. El resultado salta a la vista: el control del avión es absoluto. Ahora ya podemos tocar pista exactamente donde queramos, o llevar el avión al cisterna para carga de combustible con una gran fiabilidad.

Pero el aspecto fundamental del HOTAS Cougar es que puede considerarse un instrumento de precisión (3000 puntos de sensibilidad en cada eje, frente a los 256 de los modelos anteriores), más allá de un simple añadido para nuestro simulador. La razón fundamental para comprar este producto, actualmente a 199 €, es disponer de tres elementos fundamentales: espacio físico, tiempo para su uso, y un interés desmedido por la simulación aérea. Estos tres parámetros son fundamentales, ya que el jugador ocasional tendrá sobre todo problemas variados con la gran complejidad de este producto, y el que sólo desee usarlo en su modo básico, en modo DirectX, realmente está perdiendo una parte muy importante de la potencialidad de este sistema. Esto no quita que no pueda o no deba comprarse para uso esporádico, al contrario; nos referimos, a que aprovechar este hardware lleva tiempo y requiere dedicación. A cambio, nos dará muchas horas de disfrute.

Es difícil ser objetivo con el HOTAS Cougar, pero, habiendo hablado con personas muy experimentadas en el mundo de la simulación, la gran mayoría parecen estar de acuerdo en que, hoy por hoy, el Cougar es la opción a tener en cuenta. Si luego además se va al mundo de los modders como hablabamos antes,  podemos tener un producto totalmente ajustado a nuestros gustos. 

Cougar Box

Resumen

 El HOTAS Cougar sigue representando actualmente una revolución en el mundo de la simulación para PC incluso mayor que la salida de sus predecesores. Su altísima calidad, software potente y total programación, así como la sensación de control de vuelo que permite, dan a este sistema todo lo que se puede esperar teniendo en cuenta el precio que vale, que es actualmente muchísimo más competitivo que en su salida (el precio rondaba los 420 € originalmente, ahora son 199 €). Recomendado para fanáticos, está creado por fanáticos y promocionado por una empresa, Thrustmaster, que entiende muy bien lo que desea la afición. No es necesario decir que si no se usa el Cougar se puede jugar perfectamente con nuestros simuladores favoritos, por supuesto, pero una vez se prueba no se puede volver al sistema de control anterior. Los fanáticos del X-52, sin embargo, pueden decir sin duda que disponen de un gran sistema HOTAS, pero los que aman el Cougar no lo cambian por nada del mundo.

Este producto debería desde luego dar origen a una nueva saga de periféricos, y esperemos que así sea en el futuro, que den a todos los aficionados lo que desean: una mayor sensación de estar ahí, viviendo ese vuelo Madrid Nueva York, o el combate contra ese Mig 29 que no acaba de caer nunca en nuestras manos, o ese Bf 109 que se nos resiste.El Cougar es toda una obra de ingeniería, no perfecto desde luego, y los críticos tienen sus razones para no gustarles, pero el Cougar estará sobre nuestras mesas o cockpits durante muchos años, gracias a su calidad, y a su total capacidad para estar actualizándose constantemente.

Como siempre, los puntos de vista pueden divergir, pero de lo que no cabe duda es que el Cougar es hoy por hoy de lo mejor que podemos llevarnos a las manos a la hora de controlar un simulador, y a un precio actual realmente muy atractivo. Nosotros lo recomendamos sin tapujos a cualquier fanático de la simulación. Lo disfrutará desde el primer momento.

Sign in to follow this  


User Feedback

Recommended Comments

There are no comments to display.



Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Add a comment...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.