Jump to content

Anécdotas curiosas de pilotos de la 2ª Guerra Mundial


Gran colibrí
 Share

Recommended Posts

Todos sabemos que la 2ª Guerra Mundial es un episodio histórico muy bien documentado. Y es por esto que muchos de nosotros conocemos alguna que otra anecdota curiosa ocurrida a los millares de pilotos que combatieron en uno u otro bando. Por supuesto, hay también muchas que desconocemos. Algunas de estas anecdotas núnca abandonarán la sombra de la tragedia que produce una guerra de este calibre, pero hay otras con hasta un punto de humor negro.

 

En fin, los que sepais de alguna, animaos a relatarla, los que no, disfrutad leyendolas.

 

 

Ahí va la primera:

 

Stanford Tuck y su punteria

 

El conocido as de la RAF, Stanford Tuck, narra en su libro: "Vuela por tu Vida", los pormenores de la acción en la que resultó derribado por la antiaérea sobre Francia.

Stanford-Tuck-in-cockpit-595x446.jpg

 

Así, refiere que al ser su Spitfire gravemente alcanzado, no le quedó otra opción que la de intentar un aterrizaje forzoso. Para ello escogió una planicie que terminaba en lo que parecía ser un montículo de heno. Sin embargo, al cortar gases y enfilar hacia el lugar del aterrizaje, el montículo en cuestión se deshizo y en úna fracción de segundos se dio cuenta que era una pieza de artillería camuflada - un cañón de 20 mm- que lo iba a convertir en picadillo. Maldiciendo con toda su alma a los artilleros que le negaban una posibilidad de sobrevivencia, apuntó in extremis con su avión e hizo vomitar una andanada con sus armas de a bordo, silenciando definitivamente al cañón alemán.

Al salir de su carlinga fue inmediatamente rodeado por un grupo de furiosos soldados de la Whermacht que llegaron a toda velocidad en un vehículo al lugar. A puntapies y culatazos lo llevaron hacia la destruida posición antiáerea donde yacían los cuerpos destrozados de los infelices artilleros de la Flak.

Stanford-Tuck-crashed-spitfire.jpg

 

Los soldados alemanes en su ira decidieron fusilarlo, y nuestro buen Bob pensó que había llegado su última hora, cuando uno de los alemenes comenzó a gritar y a señalar hacia el cañón de 20 mm. De inmediato sus compañeros acudieron a ver la novedad y para gran sorpresa de Tuck comenzaron a reirse a grandes gritos y a gesticular en dirección hacia el cañón. Intrigado el piloto inglés, le echó un vistazo a la pieza de artillería y vio que tenía el cañón destrozado. La razón de ello era que uno de sus proyectiles había impactado justo en la boca de fuego, y tras avanzar por el interior del cañón había reventado la recámara provocando la muerte de sus artilleros.

Esta sorprendente hazaña balística al parecer transformó el estado de ánimo de los infantes alemanes, y uno de ellos palmotéo la espalda de Tuck diciendo: - Buen tiro inglés - .Definitivamente Stanford Tuck declaró que no entendía el sentido del humor alemán.

 

 

Korvettenkapitän Johann Vilthomsen Kommandant der U69
Contenido propiedad de Korvettenkapitän Johann Vilthomsen Kommandant der U69

Edited by Gran colibrí
  • Like 2
Link to comment
Share on other sites

Otra:

 

Pappy Boyington y los melocotones.

 

El día 3 de Enero de 1944, Pappy Boyington es derribado en combate sobre la ciudad de Rabaul y después de ser interrogado por los japoneses llega al campo de prisioneros de Omori, en Tokio. Tras una estancia de más de un año en el mismo es liberado al finalizar la guerra. Hay que destacar que desde que cesaron las hostilidades hasta que finalmente los soldados fueron rescatados, los aviones americanos iban surcando el cielo sobre estos campos y les iban lanzando ropas, comida y medicinas en un intento de hacerles la vida más agradable hasta que pudieran llegar las tropas para evacuarlos. Los contenedores que contienen estos pertrechos pesan 200 kgs y suponen un serio peligro para los famélicos prisioneros, que sin importarles en lo más mínimo su integridad física, corren a coger todo lo que les lanzan. Precisamente uno de estos lanzamientos se realizó sobre Omori, y según palabras de Pappy, en cuanto vio que caían los contenedores corrió a ponerse a cubierto. Un prisionero le dijo: ”¿Por qué no estás ahí fuera cogiendo material? ”¡Y una mierda, con todo lo que he pasado, maldita sea si dejo que me mate una lata de melocotones!” .

Link to comment
Share on other sites

Y otra:

 

 

Walter_Krupinski.jpg

 

Walter Krupinski fue uno los mejores pilotos de la Luftwaffe durante la Segunda Guerra Mundial. Compañero de escuadrilla de Erich Hartmann, realizó 197 derribos confirmados, la mayor parte de ellos, 177, en el frente del este. Fue herido en cinco ocasiones y se vio obligado a saltar en paracaídas en otras cuatro. Estando destinado en el frente del este, la aviación rusa atacó la base aérea en donde prestaba sus servicios. Rápidamente sube al avión y despega, aunque su aparato resulta tocado y se ve obligado a realizar un aterrizaje de emergencia. Lejos de rendirse, sale de los restos abatidos y corre hacia las instalaciones del aeródromo desde donde coge otro avión, despega de nuevo y logra derribar a otros dos aparatos enemigos.

 

 

Bueno, algo parecido a esto lo hacemos casi todos en las misiones tipo dog. Si es que el ansia... :risa-3:

Link to comment
Share on other sites

Otra:

 

Pappy Boyington y los melocotones.

 

El día 3 de Enero de 1944, Pappy Boyington es derribado en combate sobre la ciudad de Rabaul y después de ser interrogado por los japoneses llega al campo de prisioneros de Omori, en Tokio. Tras una estancia de más de un año en el mismo es liberado al finalizar la guerra. Hay que destacar que desde que cesaron las hostilidades hasta que finalmente los soldados fueron rescatados, los aviones americanos iban surcando el cielo sobre estos campos y les iban lanzando ropas, comida y medicinas en un intento de hacerles la vida más agradable hasta que pudieran llegar las tropas para evacuarlos. Los contenedores que contienen estos pertrechos pesan 200 kgs y suponen un serio peligro para los famélicos prisioneros, que sin importarles en lo más mínimo su integridad física, corren a coger todo lo que les lanzan. Precisamente uno de estos lanzamientos se realizó sobre Omori, y según palabras de Pappy, en cuanto vio que caían los contenedores corrió a ponerse a cubierto. Un prisionero le dijo: ”¿Por qué no estás ahí fuera cogiendo material? ”¡Y una mierda, con todo lo que he pasado, maldita sea si dejo que me mate una lata de melocotones!” .

:niorisa::niorisa::niorisa:

 

:aplauso-6::aplauso-6::aplauso-6:

Link to comment
Share on other sites

Vaya esta anécdota, que está relacionada con practicamente todos los pilotos rusos.

 

 

slm_vvs_07.jpg

El coronel T.P. Punióv, piloto de Pe-2, se quejaba de los laringófonos con la vehemencia e intensidad que un ruso sabe mostrar. Punióv relataba cómo "esas cajas", que eran grandes e incómodas, irritaban el cuello de los aviadores por las contínuas descargas eléctricas que lanzaban. Tal era así, que ni siquiera las gruesas bufandas de lana les ayudaban a evitarlo. Esta situación, se lamentaba, era especialmente notable durante las épocas de combates seguidos, donde todos andaban con las gargantas irritadas. Además, contaba que para que trabajasen bien, había que golpear los laringófonos de vez en cuando porque el polvo de carbón se pegaba y dejaban de funcionar.

 

Estando destinados en Rzeszow, Polonia, narraba como un B-17 dañado aterrizó de emergencia en su base sobre la panza. La tripulación fue repatriada, pero el avión se quedo tirado en el aeródromo. Como era de esperar, se metieron en la cabina del B-17 "para ver con qué luchaban sus aliados". Y allí descubrieron los laringófonos americanos. Los operadores de radio se los quedaron y los adaptaron a sus radiotransmisores. Decía que eran comodísimos y reconocía como estaban muy atrasados respecto a los aliados en electrónica y, lo que era peor, también con respecto a los alemanes.

 

Como anécdota final, deciros que, por descontado, también buscaron la mira de bombardeo, aunque no encontraron nada. Los estadounidenses habían dotado a todos los elementos sensibles de un sistema de autodestrucción que se activaba en los impactos.

Edited by Bucaral
Link to comment
Share on other sites

  • 1 month later...

Aeropuertos improvisados.

 

Durante la guerra en Francia, los pilotos de cazas alemanes tenían problemas para encontrar buenos aeródromos de los cuales despegar. El avance de las divisiones de tierra era tan rápido, que después de pocos días de llegar a un lugar, tenían ya que empezar a buscar de nuevo otra pista de aterrizaje.

Así se sucedieron muchas curiosas anécdotas. Por ejemplo, un piloto del JG2, con órdenes de buscar una pista para su escuadrón, reclamó un buen lugar cerca de Charleville, pero otros pilotos del JG27 llegaron antes y se lo "robaron". Entonces, pasó a la población cercana de Signy-Le-Petit: allí había un excelente lugar, pero estaba el inconveniente de que había muchos soldados franceses en los bosques cercanos. Pero el piloto no se dejó vencer: eligió a 10 hombres, les dio armas y se fue como infantería a peinar la zona. Capturó a un Jefe de Ejército francés, tres generales de división y 200 soldados coloniales. Pero todavía tenía trabajo para hacer; previendo la llegada posible de más tropas enemigas, revisaron los restos de los aviones Potez que había abandonados en la pista, les retiraron sus ametralladoras y las usaron para armar un perímetro de defensa en la parte superior de una granja cercana. En el piso de abajo, estaba el mejor disfraz para una posición: había un bar y un burdel, que funcionaba normalmente incluso en esas condiciones.

Edited by Gran colibrí
Link to comment
Share on other sites

  • 5 weeks later...

Otra anecdota recopilada:

 

Los "Tigres Voladores" de Chennault eran un grupo de aviadores voluntarios que EEUU puso a disposición del gobierno chino para hacer frente a los bombardeos japoneses. Provenían del Ejército, la Marina y los marines, pero como formaban parte de un grupo casi irregular, no estaban bajo mandato militar directo y por lo tanto relajaban algunas de las cuestiones marciales. Por ejemplo, usaban botas de vaquero en lugar de botas o zapatos militares.

Se hicieron famosos entre los británicos y otras tropas más ordenadas, al organizar todo tipo de fiestas hasta cualquier hora y pasárselas con mujeres locales. Una vez convencieron al piloto de un carguero de volar hasta Hanoi (donde había una base japonesa) para bombardearla. Cargaron el avión con todo tipo de bombas capturadas (probablemente sin saber si funcioban o no), tanto chinas, rusas como francesas, y luego las lanzaron sobre el objetivo dándole patadas. Obviamente, estaban bastante borrachos para cuando hicieron todo esto.

Como el grupo no estaba encuadrado directamente dentro de ninguna fuerza, tenían problemas de abastecimiento de todo tipo. Sus aviones eran obsoletos y las piezas de recambio escasas; tapaban los agujeros de los tanques de combustible con chicle y parcheaban los fuselajes dañados con cinta adhesiva. Se reutilizaba todo, hasta la tela de los paracaídas. Para mejorar la performance de los lentos P-40 Tomahawk, se los recubría con cera, lo que supuestamente les daba 15 km/h adicionales. Se dice que los mecánicos, acostumbrados a esto, recorrían los bosques y plantaciones cercanas en las que habían caído aviones para tratar de recuperar cualquier pieza útil, ya fuera de aparatos amigos o enemigos.

Como sus aviones eran cazas, cuando tenían que bombardear regresaban a los inicios de la aviación militar, lanzando botellas de whisky llenas de gasolina u otros dispositivos explosivos caseros con paracaídas robados de las bengalas de iluminación nocturna. Eventualmente algunos les agregaron portabombas ventrales para convertir al avión en un bombardero en picado.

A pesar de todas estas irregularidades, los Tigres no solo levantaron la moral china, sino que hicieron daño a los japoneses y, de rebote, entraron a la historia.

Edited by Gran colibrí
Link to comment
Share on other sites

Otra anecdota recopilada:

 

Los "Tigres Voladores" de Chennault eran un grupo de aviadores voluntarios que EEUU puso a disposición del gobierno chino para hacer frente a los bombardeos japoneses. Provenían del Ejército, la Marina y los marines, pero como formaban parte de un grupo casi irregular, no estaban bajo mandato militar directo y por lo tanto relajaban algunas de las cuestiones marciales. Por ejemplo, usaban botas de vaquero en lugar de botas o zapatos militares.

 

Realmente fueron más una molestia que una amenaza para los japoneses, pero sin duda, su aparición acabo con los vuelos "tranquilos" para los bombarderos nipones.

 

Otra curiosidad es que uno de los lideres de los Tigres Voladores (Oficialmente el AVG, por American Volunteer Group), Harvey Geenlaw, se llevo consigo a su esposa, Olga Greenlaw, la cual escribio un diario publicado en 1943 llamado "The Lady and the Tigers". Al ser la unica mujer occidental de la base, su rol con los pilotos ha dado a varios cotilleos y especulaciones bastante evidentes... :whistling:

Link to comment
Share on other sites

  • 1 month later...

Douglas Bader, una historia singular

 

 

203.jpg

 

 

 

Ciñendome al periodo de la segunda guerra mundial (pues tiene mucha historia este piloto) paso al relato:

 

Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, Bader contactó a un antiguo conocido en el Ministerio del Aire y con el apoyo de su antiguo jefe, logró reingresar en la RAF tras rendir una prueba de vuelo en 1939. Y fue así que el 27 de noviembre de ese mismo año, ocho después de su accidente, Bader volvía a estar nuevamente tras los mandos de un modesto avión Avro Tudor K-324. Casi enseguida pasó a pilotar un bombardero diurno Fairey Battle, y luego un Miles Master, que eran el último escalón para que un piloto inglés pudiera pilotar los Spitfire y los famosos Hurricane.

Para febrero de 1940 Bader tenía ya 29 años de edad, mucho mayor que los pilotos novatos que le rodeaban y lo enviaron al 19º Escuadrón de Caza, en Duxford. Dos meses más tarde fue nombrado Comandante de la 222ª Escuadrilla de Caza.

En junio de 1940, Bader fue enviado, junto con su escuadrilla, para efectuar la cobertura aérea durante la retirada de Dunkerque de las tropas británicas ante el acoso de la Wehrmacht en Europa. En el curso de una de las salidas, Douglas Bader alcanzó su primera victoria aérea, sobre un Messerschmitt Bf109 de la Luftwaffe. Aún en junio de 1940, fue nombrado jefe de la 242ª Escuadrilla de Caza, una unidad canadiense que había quedado seriamente afectada en los combates correspondientes a la batalla de Francia y que en esos momentos estaba en un bajo estado de moral. Dicha moral no quedó precisamente mejorada cuando, en el aeródromo de Coltishall, vieron bajar del avión a su futuro comandante y comprobaron que carecía de ambas piernas. Sin embargo, Bader despejó inmediatamente sus temores, ofreciéndoles una demostración de acrobacia aérea de 30 minutos, que les impresionó profundamente. Tras enfrentarse con algunos problemas de avituallamiento, Bader pudo rápidamente declarar que su nueva escuadrilla, formada por 18 aparatos Hawker Hurricane, estaba lista para el combate. Era el momento oportuno, puesto que la decisiva batalla de Inglaterra estaba a punto de dar inicio.

 

 

Bristol%2BBulldog%2BTM%2BK2188.jpg

Bristol Bulldog, en uno de estos aviones Douglas perdió sus piernas

 

 

Durante la batalla de Inglaterra, Douglas Bader estuvo preocupado por la posibilidad de ser derribado sobre el canal de la Mancha, debido a que, en caso de caer al agua, sus prótesis podían actuar como lastre haciéndole hundirse en el mar. Por ese motivo, para intentar ayudar a la flotabilidad de las mismas, decidió rellenarlas con pelotas de ping pong. No obstante, en la siguiente misión que efectuó oyó unos ruidos extraños, llegando a pensar que era atacado por un avión enemigo. Sin embargo, se trataba de la explosión de las pelotas de ping pong, afectadas por la altura.

 

Entre muchas cosas, fue el primero que puso en práctica la formación «cuatro dedos» en la RAF durante 1940.

 

Bader parecía invencible pero, el 9 de agosto de 1941, tras haber obtenido otras dos nuevas victorias, topó en el aire con un tercer Messerschmitt 109, viéndose obligado a saltar en paracaídas. Durante las maniobras de extracción de la cabina de vuelo del avión alcanzado, perdió las dos prótesis de sus piernas. Y al haber caído en territorio ocupado por los alemanes, se convirtió en prisionero de guerra, siendo enviado a un hospital en las cercanías de Saint-Omer, muy cerca del lugar en el que se encontraba la tumba de su padre. Antes de ello, Adolf Galland, uno de los jefes de la Luftwaffe, envió un vehículo para que le recogiese y le llevase a su base aérea con la intención de poder charlar con él. En ese momento se puso en marcha una de las menos conocidas y más increíbles operaciones de la Segunda Guerra Mundial. Trs ponerse de acuerdo alemanes y británicos, se dejó paso libre a un avión británico con el fin de que lanzase en paracaídas un nuevo par de prótesis para Douglas Bader. Se trató sin duda de la única ocasión en que los alemanes autorizaron a un avión británico para que sobrevolase la Francia ocupada. La operación fue un éxito, y Bader recibió su nuevo par de piernas.

 

 

Box-for-legLG.jpg

Un soldado alemán muestra el paquete que contenía las prótesis

 

 

Una vez recuperada de nuevo su capacidad de movimiento tras serle reimplantadas las prótesis, y con la voluntad inflexible que le caracterizaba, rápidamente efectuó la primera de sus numerosas tentativas de evasión. Inició así un largo periplo de campo en campo y de evasión en evasión, hasta acabar recalando en la célebre fortaleza de Colditz, donde los alemanes, que aunque admiraban a este oficial fuera de lo común estaban cansados de sus tentativas de evasión, procediendo finalmente a la confiscación de sus prótesis, tras que Douglas rechazase hacer la promesa de no volver a efectuar ningún nuevo intento de fuga.

 

En la primavera de 1945, tras ser liberado por el 1º Ejército estadounidense, que acababa de conquistar Colditz, se dirigió inmediatamente a París para solicitar un Spitfire y regresar al combate antes del fin de la guerra. Sin embargo, no se le concedió la autorización, ya que ya formaba parte de la Historia y de la leyenda y el alto mando no deseaba perder a un hombre de esa envergadura. Fue ascendido a Group Captain, asumiendo el mando de la Escuela de Cazas de Tangmere, siendo posteriormente nombrado jefe del sector de Essex con el 11º Grupo de North Weald. El 15 de septiembre de 1945, condujo personalmente el desfile aéreo de la victoria, formado por 300 aviones, que sobrevoló la ciudad de Londres.

img038bg.jpg
Douglas Bader subiendo a su Spitfire al final de la

guerra para encabezar el desfile aéreo del Día de la Victoria

 

 

PHOTO13_Bader-by-nose-001.jpg

Imagen de Bader charlando con otros pilotos, y en la que se aprecia el peculiar dibujo del morro de su avión.

 

 

img038ar.jpg

En los años setenta, Bader y el alemán Galland. Dos grandes pilotos y

antiguos adversarios intercambiando dedicatorias.

Edited by Gran colibrí
Link to comment
Share on other sites

  • 3 weeks later...
  • 2 weeks later...

La hazaña de Kanichi Kashimura

 

 

La anecdota no aconteció exactamente en el periodo de la segunda guerra mundial, pero al estar muy próxima en el tiempo y ser tan singular, paso a relatarla, sin olvidar que la parte final de la carrera de este piloto se desarrollo durante la segunda gran guerra:

 

kachimura.jpg

 

Kanichi Kashimura fue un as de la aviación japonesa, con un total de 12 derribos en las guerras en China y en el Pacífico. Pero si se hizo un piloto famoso en su país no fue por sus victorias sobre aparatos enemigos, sino por una acción singular que protagonizó cuando era todavía un piloto novato con poca experiencia de combate.

 

El hecho aconteció el 9 de diciembre de 1937, durante un combate contra un Curtiss P-40 de la fuerza aérea china sobre Nanchang, después de derribar un avión enemigo colisionó en vuelo contra otro aparato, que le arrancó parte del ala izquierda de su avión. Kashimura supo mantener la calma, y pilotando su Mitsubishi A5M con gran habilidad logró regresar a su base con el ala seccionada. Después de cuatro intentos fallidos, logró aterrizar su avión, aunque no fue precisamente un aterrizaje suave. Kashimura salió indemne de su aparato destrozado ante la mirada de todos los presentes. Entre los testigos había varios periodistas, que además habían logrado hacer fotografías de la hazaña de Kashimura. Si no hubiese sido por la presencia de los periodistas posiblemente nadie se habría enterado de lo que acababa de hacer, pero la prensa se encargó de dar publicidad a la historia, lo que convirtió a Kashimura, contra su voluntad, en un héroe nacional.

 

 

rusmea.com+%25284%2529.jpg

El A5M regresando con el ala seccionada.

 

 

vqha84.jpg

En aproximación.

 

 

kash2.jpg

Disponiendose a tomar tierra.

 

 

kash4.jpg

Imagen tras el aterrizaje.

 

 

En marzo de 1938 Kashimura regresó a Japón después de haber obtenido 8 victorias en sus combates contra la fuerza aérea china. Fue destinado como instructor al Grupo Aéreo Yokosuka. Se había convertido en el hombre que había aterrizado con una sola ala, una auténtica celebridad y un modelo a seguir para los nuevos pilotos. En 1939 fue destinado por segunda vez a China, pero como para entonces la fuerza aérea china había perdido gran parte de su capacidad de combate no logró sumar ninguna nueva victoria a su palmarés.

Kashimura fue ascendido a alférez en octubre de 1942 y dos meses después fue destinado al 582º Grupo Aéreo, en Nueva Guinea, donde entró nuevamente en combate. El 6 de marzo de 1943 participó en una misión de escolta de bombarderos que iban a realizar un raid en las islas Russell. Dos de los zeros de la escolta no regresaron de la misión, uno de ellos el del alférez Kashimura. Fueron interceptados por P-39s del 67º Escuadrón de Caza, pero estos centraron sus ataques en los bombarderos en picado Aichi D3A y no reivindicaron el derribo de ningún Zero. Ese día tan sólo hubo hubo una reivindicación de un Zero abatido en la zona, presentada por el sargento Robert H. Banner, artillero de un SBD Dauntless del VMSB-132 (Marine Scout Bombing Squadron 132), que afirmó haber disparado contra un A6M a 25 Km al sureste de las islas Russell. Pudo ser el Zero de Kashimura.

Edited by Gran colibrí
Link to comment
Share on other sites

  • 2 weeks later...

 

 

Entre muchas cosas, diseñó y puso a punto la formación en «cuatro dedos», que posteriormente ha sido utilizada por todas las fuerzas aéreas del mundo, para hacer volar conjuntamente a una patrulla compuesta por cuatro aviones.

 

Aqui discrepo.

 

La formación de 4 dedos no la diseño Douglas Bader, ni siquiera fue un británico.

Fueron los alemanes, y concratemente fue Werner Mölders durante la Guerra Civil Española.

Link to comment
Share on other sites

 

 

 

Entre muchas cosas, diseñó y puso a punto la formación en «cuatro dedos», que posteriormente ha sido utilizada por todas las fuerzas aéreas del mundo, para hacer volar conjuntamente a una patrulla compuesta por cuatro aviones.

 

Aqui discrepo.

 

La formación de 4 dedos no la diseño Douglas Bader, ni siquiera fue un británico.

Fueron los alemanes, y concratemente fue Werner Mölders durante la Guerra Civil Española.

 

 

Llevas razón en que Douglas Bader no diseño la formación cuatro dedos, lo correcto seria decir que fue el primero que la puso en práctica en la RAF en 1940. Corregido en el articulo. Gracias Chapas.

 

En cuanto a que los alemanes fueron los artifices de dicha formación; no es del todo correcto, parece ser que la formación cuatro dedos fue desarrollada independientemente por varias fuerzas aereas en los años 30. Así, la fuerza aerea finlandesa la empleó entre 1934 y 1935, y si, los alemanes fueron los primeros en ponerla en práctica en combate durante la guerra civil Española (1936 - 1939).

Edited by Gran colibrí
Link to comment
Share on other sites

  • 1 month later...

Actores y directores de cine que participaron en la aviación durante la 2º Guerra Mundial

 

Como escribo en el título, no son anecdotas propiamente dichas, pero sí que en algunos casos resultan autenticas curiosidades entre estos personajes. Algunas os sorprenderan, y otras seguro que ya conoceis.

 

 

CLARK GABLE

 

actores-en-la-segunda-guerra-mundial%2B(

 

Siendo ya una gran estrella de Hollywood, Clark Gable fue destinado (habiéndose ya graduado como Oficial) en febrero de 1943 al Grupo de Bombarderos 351 de la Fuerza Aérea de los EEUU en Polebrook, donde participó en varias misiones sobre Europa con bombarderos B-17. Se retiró del servicio activo el 12 de junio de 1944 con el grado de Mayor.

JAMES STEWART
actores-en-la-segunda-guerra-mundial%2B(jimmystewart1.jpg
Piloto de bombardero de la Fuerza Aérea de EEUU, Stewart lideró más de 20 misiones sobre Alemania y participó en cientos de ataques aéreos.
Stewart fue condecorado con la Medalla del Servicio del Aire, Cruz de Vuelo Distinguido, Croix de Guerre (Cruz de Guerra francesa), y 7 Estrellas de Batalla durante la II Guerra Mundial. En tiempos de paz, Stewart continuó siendo miembro activo de la Fuerza Aérea como reservista, alcanzando el grado de Brigadier General antes de retirarse a finales de los años 50.
CHARLTON HESTON
En 1944, Heston se enroló en las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos. Sirvió durante dos años como operador de radio y artillero a bordo de un B-25 Mitchell en las Islas Aleutianas, Alaska, con la Undécima Fuerza Aérea. Alcanzó el rango de sargento.

CHARLES BRONSON

 

deb2bde70fb35dac301c6db902258bf3.jpg

 

Voló en un total de 26 misiones, 21 de combate y 5 de observación, como artillero de cola de un B-29 del 39 Grupo de Bombarderos. Luchando en Guam, Tinian y Saipán. Fue galardonado con un Corazón Púrpura por heridas recibidas durante su servicio.

 

 

TYRONE POWER
actores-en-la-segunda-guerra-mundial%2B(

 

Se unió al Cuerpo de Marines en agosto de 1942. Fue piloto de carga y de la infantería de marina transportando heridos durante la batalla de Iwo Jima y la batalla de Okinawa. Regresó a Estados Unidos en noviembre de 1945 y fue liberado del servicio activo en enero de 1946. Fue ascendido a capitán en la reserva el 8 de mayo de 1951.

 

 

LESLIE HOWARD
Veterano de la I Guerra Mundial, trabajaba en el espionaje de guerra en Inglaterra. Murió el 1 de junio de 1943 cuando el avión en el que viajaba fue derribado por la Luftwaffe. Regresaba de Lisboa tras una entrevista con Churchill, posiblemente en misión secreta. El ejercito alemán pensaba que en el avión viajaba Winston Churchill.

JACK PALANCE (nacido Vladimir Palaniuk)
Descendiente de ucranianos, que debió abandonar su carrera como boxeador al comenzar la II GM. Asignado al 455 Grupo de Bombardeo, Palance sufrió graves heridas al escapar de su B-24 en llamas durante un aterrizaje forzoso en Inglaterra, lo que le provocó severas heridas en su cara las cuales requirieron varias intervenciones de cirugía plástica. Fue retirado del servicio en 1944.
RICHARD BURTON

actores%2Ben%2Bla%2Bsegunda%2Bguerra%2Bm

 

Fue cadete de la RAF

 

 

ROCK HUDSON
Al finalizar su escuela secundaria, se alistó en la US NAVY (1943) y fue embarcado en el SS Lew Wallace con destino a la isla de Samar en las Filipinas donde sirvió como mecánico de aviones (Vought F4U Corsair y Grumman F6F Hellcat). Pidió la baja en 1946.
JACKIE COOGAN
314180_med.jpg
Fue enlistado en el Ejército de Estados Unidos en 1941. Como tenía experiencia de vuelo, pidió su traslado al Cuerpo Aéreo como piloto de planeadores en el Grupo Aéreo de Comandos. Participó en la invasión de Birmania pilotando un planeador CG4A transportando un comando británico al mando del General Orde Wingate el 5 de marzo de 1944 detrás de las líneas japonesas.

 

DONALD PLEASANCE

ss2237352_-_photograph_of_donald_pleasen

Fue navegante de un bombardero Lancaster de la RAF, Su avión fue derribado durante una misión en 1944 y llevado a un campo de concentración, donde fue interrogado y torturado por la Gestapo.

WALTER MATTHAU
Matthau sirvió en las Fuerzas Aéreas del Ejército de los EEUU con la Octava Fuerza Aérea basada en Inglaterra en un B-24 Libertador como radio-operador-artillero, en el mismo Grupo de Bombardeo 453º que James Stewart. Alcanzó el rango de sargento.

BRIAN KEITH
Después de graduarse en East Rockaway High School en 1939, se unió al Cuerpo de Marines de los Estados Unidos (1942-1945). Sirvió durante la Segunda Guerra Mundial como artillero de aire y recibió una Medalla Aérea.

BURGESS MEREDITH
actores-en-la-segunda-guerra-mundial%2B(
Meredith sirvió en een las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, alcanzando el rango de Capitán.

PAUL NEWMAN
Se alistó en la Armada el 22 de enero de 1943 - cuatro días antes de su 18 cumpleaños con la esperanza de convertirse en un piloto y oficial.
Después de unos exámenes psicotécnicos de vuelo, que desvelaron que Paul Newman era daltónico, fue enviado a unas pocas millas del campo de entrenamiento de la Marina en Newport, Rhode Island. Se gradúa tres días después de Navidad y es seleccionado para entrenarse como operador de radio de aviación en el Centro de Formación Técnica de la base aeronaval de Jacksonville, Florida, el 8 de enero de 1944.
Hasta el 20 de julio no dejaría Jacksonville. Después de haber terminado la escuela de radio y calificado como artillero aéreo, se le permitía entrar en las tripulaciones de las aeronaves con base en portaaviones.

Como operador de radio de tercera pasó unos meses en la Estación Aéronaval de Miami antes de ser enviado a la NAS de Barber, Hawai, donde sirve de sustituto en el Pacífico, en los escuadrones torpederos: los VT-98, VT-99 y VT-100.

 

n2456a8280239stdpaul.jpg

El de las gafas de sol

 

Voló desde portaaviones como artillero en un Avenger. Y como operador de radio-artillero, sirvió a bordo del USS Bunker Hill durante la Batalla de Okinawa de 1945.

 

El contingente VT-99 donde Newman estaba a bordo del portaviones de escolta Hollandia, operaba a quinientas millas de Japón cuando el Enola Gay dejó caer su bomba atómica sobre Hiroshima.

 

 

TOSHIRO MIFUNE

 

4156_25999.jpg

Fue soldado del ejército Imperial japones como miembro de una unidad de fotografía aérea estratégica.
WILLIAM WYLER
belle201.jpg
Entre 1942 y 1945, Wyler sirvió como comandante en el Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos y dirigió el documental Memphis Belle: A Story of a Flying Fortress.
actores-en-la-segunda%2Bguerra%2Bmundial
Edited by Gran colibrí
Link to comment
Share on other sites

Y Donald Pleasance, que estuvo en un campo de concentración, luego rueda La gran evasión, no creo que le fuera difícil meterse en el papel.

 

Me faltan, entre otros, a Lee Marvin, alistado en el cuerpo de Marines y herido en la batalla de Saipan.

Link to comment
Share on other sites

 

Me faltan, entre otros, a Lee Marvin, alistado en el cuerpo de Marines y herido en la batalla de Saipan.

 

Lo sé, pero me he limitado a los que participaron de un modo u otro en la aviación.

 

Lee Marvin fue un infante de marina, tan duro ó más que en algunas de sus peliculas. Como bien dices durante la batalla de Saipan resultó seriamente herido y permaneció hospitalizado durante un año, siendo uno de los nueve únicos supervivientes de su unidad.

Edited by Gran colibrí
Link to comment
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

 Share

×
×
  • Create New...

Important Information

Some pretty cookies are used in this website